Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Comunidad > Eventos > Día Internacional contra la Pena de Muerte

Comunidad

Día Internacional contra la Pena de Muerte

10 de Octubre

por Red Gráfica Latinoamérica

En América Latina a inicios siglo XXI está practica de “justicia” por parte del estado está prohibida en la mayoría de paises. Aun quedan unos estados que la aun aplican este “castigo” y son, Bahamas, Cuba, Guatemala, Guyana, Jamaica, Trinidad y Tobago y algunas de las Pequeñas Antillas. Además, en Bolivia y Perú algunas comunidades indígenas continúan ejecutando a ladrones, secuestradores y otros criminales, haciéndolo al margen de la ley.

Es importante mencionar que en nuestra Latinoamérica se ejecutaron muchas personas entre los años 60 y 90, época en la cual varios países sudamericanos cayeron bajo regímenes dictatoriales militares o cívico-militares. La regla general fue ajusticiar a los opositores al régimen de turno.

La pena de muerte, pena capital o ejecución consiste en provocar la muerte a un condenado por parte del Estado, como castigo por un delito establecido en la legislación de su país; los delitos por los cuales se aplica esta sanción suelen denominarse «delitos capitales».

Actualmente la pena de muerte ha sido abolida y penalizada en casi todos los países europeos (excepto Bielorrusia), y también suprimida en la mayoría de los países correspondientes a Oceanía.

La mayoría de países latinoamericanos han abolido la pena de muerte, mientras que en países como los Estados Unidos de América, Guatemala y la mayoría de los estados del Caribe aun se aplica. En Asia la pena de muerte está permitida en democracias como Japón e India. En África, aún se usa en Botsuana y Zambia.

Muchas sociedades en algún momento de su historia han empleado la pena de muerte como castigo a los criminales y para desaparecer a la disensión política.

Reflexiones de María Elena Walsh, escritora Argentina, porque el año 1991 se debatía la posibilidad de implementar La Pena de Muerte en su país.

-Fui lapidada por adúltera. Mi esposo, que tenía manceba en casa y fuera de ella, arrojó la primera piedra, autorizado por los doctores de la ley y a la vista de mis hijos.

-Me arrojaron a los leones por profesar una religión diferente a la del Estado.

-Fui condenada a la hoguera, culpable de tener tratos con el demonio encarnado en mi pobre cuzco negro, y por ser portadora de un lunar en la espalda, estigma demoníaco.

-Fui descuartizado por rebelarme contra la autoridad colonial.

-Fui condenado a la horca por encabezar una rebelión de siervos hambrientos. Mi señor era el brazo de la Justicia.

-Fui quemado vivo por sostener teorías heréticas, merced a un contubernio católico-protestante.

-Fui enviada a la guillotina porque mis Camaradas revolucionarios consideraron aberrante que propusiera incluir los Derechos de la Mujer entre los Derechos del Hombre.

-Me fusilaron en medio de la pampa, a causa de una interna de unitarios.

-Me fusilaron encinta, junto con mi amante sacerdote, a causa de una interna de federales.

-Me suicidaron por escribir poesía burguesa y decadente.

-Fui enviado a la silla eléctrica a los veinte años de mi edad, sin tiempo de arrepentirme o convertirme en un hombre de bien, como suele decirse de los embriones en el claustro materno.

-Me arrearon a la cámara de gas por pertenecer a un pueblo distinto al de los verdugos.

-Me condenaron de facto por imprimir libelos subversivos, arrojándome semivivo a una fosa común.

-A lo largo de la historia, hombres doctos o brutales supieron con certeza qué delito merecía la pena capital. Siempre supieron que yo, no otro, era el culpable. Jamás dudaron de que el castigo era ejemplar. Cada vez que se alude a este escarmiento la Humanidad retrocede en cuatro patas.

Actualmente en muchos países donde se aplica la pena de muerte, se utiliza como un castigo para crímenes de asesinato, espionaje, traición, o como parte del Derecho militar.

En algunos países se aplica también para castigar delitos sexuales, siendo considerados como tales el adulterio o la sodomía. También se castiga con pena de muerte en otros países la apostasía (la renuncia formal a la propia religión).

En China es castigado con pena de muerte, el tráfico de personas y los casos graves de corrupción política. En otros países la pena de muerte se utiliza por motivos políticos, con la máxima difusión posible, como «escarmiento» de masas.

El año 2007 Corea del Norte ejecuto públicamente al director de una empresa en un estadio deportivo, ante 150.000 personas como castigo por haber realizado llamadas telefónicas al extranjero.

En un mundo nuevo no es posible este tipo de justicia, para pasar de la prehistoria humana a la verdadera historia es necesario que avancemos juntos respetando nuestras diferencias y sobre todo la vida, nadie es el molde de nadie, por lo tanto es inmoral hacer a otros lo que no me gustaría que me hagan a mi.

El año pasado se realizó un concurso, un libro y una exposición convocados por la organización Poster for Tomorrow y cien galerías de diseño en el mundo, entre las cuales se contaba con la participación de la Galería Venezolana de Diseño con estas actividades solicitaron al mundo que los países que aun contemplan este "castigo" en sus leyes, hagan acciones concretas para abolir la pena de muerte.

Definitivamente la pena de muerte no reduce el crimen en mayor proporción que la cadena perpetua, la pena de muerte es peor que el delito, es una práctica holocaustica y se termina utilizando para ejercer discriminación brutal contra de las minorías y los más desfavorecidos. Hoy 10 de Octubre es el Día mundial contra la Pena de Muerte, porque la muerte no es justicia.

Artículo recomendado: La muerte no es Justicia


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya