Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Impresos > Impresión > El Papel y el Color

Impresión

El Papel y el Color

por Ángela Barros B.

El papel es el principal soporte utilizado en el proceso de impresión offset. Actualmente, otros sustratos poliméricos como polipropilenos y poliestirenos son usados en este proceso de impresión.

Aunque no todas las propiedades del papel se incluyen dentro de las variables a controlar para mantener el color, la mayoría inciden de manera indirecta en la reproducción estandarizada del color.

La dirección de fibra, por ejemplo, influye en el control del registro, que a su vez incide en la uniformidad del color durante el tiraje.

El calibre, debe ser conocido y medido para realizar el ajuste de presión entre cilindro portamantilla e impresor.

Es muy importante conocer las características del papel, y en qué etapa del proceso de fabricación el papel adquiere sus propiedades; esto, con el fin de hablar el mismo lenguaje con los fabricantes y proveedores ; la comunicación con los proveedores, es un requisito de la estandarización.

Básicamente, el papel se fabrica con celulosa, que es un compuesto formado por fibras compactas alargadas, que constituyen la pared de las células vegetales. Por esta razón la fibras maderables son una de las principales fuentes de materia prima para la fabricación del papel.

Las fibras de celulosa además de ser alargadas, son higroscópicas, es decir absorben o ceden humedad y al hacerlo, se hinchan o se contraen. La madera se desfibra a través de un proceso de corte y trituración para obtener la pasta de celulosa. Posteriormente se le eliminan las impurezas, se le da un ligero blanqueo con compuestos de cloro y se seca. Para dar mayor consistencia a esta pasta, y según el tipo de papel a fabricar, se adiciona pasta química, que contiene resinas, gomas, calcio, magnesio, potasio, etc. La adición de estos compuestos en mayor o menor proporción le confieren al papel propiedades como la blancura, el color, la opacidad, la permeabilidad o absorción.

La fabricación de papel utiliza grandes cantidades de agua que es mezclada con los químicos y la pasta y que luego debe retirarse.

Posteriormente, se deposita la pasta sobre una máquina de mesa plana que se encuentra en movimiento, donde las fibras se alinean en la dirección del movimiento de la banda. En ese momento el papel adquiere la propiedad “dirección de la fibra”, importante para considerar al momento de alimentar la máquina de impresión offset de hojas, pues el registro se puede ver afectado cuando el papel se “abre” en dirección perpendicular a la dirección de entrada del papel.

La dirección de la fibra y la humedad del papel, así como sus propiedades higroscópicas afectan el proceso de reproducción. La exposición del papel a la humedad hace que se deforme en sus bordes, lo cual afecta la calidad del impreso. Es importante proteger las pilas de papel con recubrimientos impermeables y permitir su acondicionamiento a las temperaturas y humedades del proceso, con el fin de facilitar su comportamiento durante la impresión.

Las propiedades ópticas del papel, se miden con dispositivos que usan el comportamiento de la luz como principio de medición; así la blancura, medida con un reflectómetro, indica el porcentaje de luz que refleja la superficie y sirve para controlar la homogeneidad de la tonalidad de la superficie entre lotes y diferentes referencias de papel.

El color, medido en coordenadas CIELab, dará una medida más precisa de la tonalidad de la superficie del papel. Esta característica, es un requisito obligatorio según la norma ISO 12647-2, que presenta los valores L, a, b y sus tolerancias para los diferentes tipos de papel. Los sustratos de impresión contemplados en la Norma NTC ISO 12647-2 están clasificados en función de sus características superficiales como recubrimiento, gramaje y brillo de la siguiente manera:

En principio, la caracterización de la máquina de impresión, se realiza para cada tipo de papel en un gramaje determinado. Las curvas características serán válidas para ese tipo de papel en todos los gramajes siempre y cuando, al calibrar la presión entre cilindro portamantilla e impresor, se mida correctamente el calibre del papel.
Lo valores de blancura y brillo dados en la norma son de referencia, no constituyen un requisito obligatorio.

Otras propiedades del papel, que inciden de manera indirecta en la reproducción del color, son la lisura / rugosidad y la porosidad. La rugosidad, se refiere al grado de uniformidad de la superficie. La porosidad, se refiere a la cantidad de intersticios en la superficie y por lo tanto a la cantidad de aire que puede atravesar la superficie. Al depositarse la tinta sobre un papel rugoso y poroso, el punto de trama se deforma en mayor proporción, lo que ocasiona una ganancia de punto mayor. Es la razón por la cual, se establecen curvas de ganancia de punto (IVT) para cada tipo de papel.

Artículo recomendado: Principios de la impresión Offset


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya