Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Impresos > Impresión > Control de Color en Impresión

Impresión

Control de Color en Impresión

por Red Gráfica Latinoamérica

El objetivo final de la industria gráfica es lograr reproducir el color de sus productos de manera exacta un número ilimitado de veces. En esa medida es en la prensa donde ese objetivo se alcanza o se derrumba. ¿Cómo sabemos si el color que reproducen las prensa es el color que se desea? ¿Cuáles son criterios para definir si un color es el adecuado? Sin procedimientos definidos de medición del color y tolerancias controladas, no existe el manejo del color.

De acuerdo con el flujo de trabajo de la industria de la comunicación gráfica, la impresión está prácticamente al final del proceso. Las actividades de diseño y preprensa le preceden.

Ahora, si cambiamos el enfoque, la impresión es el primer paso de la reproducción en serie; en otras palabras, solamente en la prensa se puede saber de verdad si se logró reproducir el color que se esperaba. Sin embargo para lograrlo la preprensa debe tomar las medidas y hacer el control de las variables que afectarán la transferencia del punto en la prensa.

El primer paso es saber en qué condiciones imprime la prensa para llevar esta información a la prueba de color y las matrices o planchas. Actualmente existen estándares que facilitan la tarea; estas guías sirven de referencia muy clara para determinadas condiciones generales, un ejemplo es el juego de normas ISO 12647 para la reproducción de color.

• 12647-1 - Control de procesos y métodos de medición

• 12647-2 - Offset Comercial

• 12647-3 - Offset Periódicos

• 12647-4 - Huecograbado

• 12647-5 - Serigrafía

• 12647-6 - Flexografía

• 12647-7 - Pruebas de Color digitales

Lo primero es un diagnóstico del estado de la máquina impresora, se debe reflejar en un listado de tareas de corrección para dejar la prensa dentro de especificaciones. Si no es posible realizar la corrección, una revisión de la casa fabricante de la prensa determinará las acciones a seguir.

Después de la puesta a punto de la máquina, la preimpresión (que también aprovecho para estabilizar su proceso y ahora nos asegura unas matrices precisas) estamos listos para entrar a la prensa.

En la prensa, con las nuevas mantillas (comprobar estabilidad 5.000 tiros aprox.), Ahora se corren los respectivos test de impresión (papel utilizado dentro de la norma al igual que la colorimetria de la tinta), se determinada la densidad correcta (producto de una tinta dentro del Lab establecido por la norma), ganancia de punto dentro del estándar (Incremento de Valor Tonal), etc.

Todo esto evaluado siguiendo los parámetros de la norma (estándar internacional) y teniendo en cuenta que todos los problemas mecánicos ya fueron corregidos o cada uno de los problemas se verá reflejado en los pliegos de prueba realizados (la norma también especifica que el tiraje total debe ser monitoriado y tiene que ser estable).

Es la prensa la que nos da los parámetros para iniciar el proceso; si las variables papel, tintas, máquina, curvas de IVT (ganancia de punto) y otras se mantienen controladas, estamos asegurando la reproducción del color.

Artículo recomendado: Johannes Gutenberg y la revolución editorial


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya