Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Comunidad > Ecología > El clima está cambiando

Ecología

El clima está cambiando

por Germán Bustos, Liliana Bernal

Últimamente llueve en la época que tradicionalmente había sido seca, a veces llueve de manera inusitada, a veces tenemos unas temporadas de sequía que también se salen de lo normal; en los países con estaciones se están presentando veranos más intensos e inviernos más fríos. ¿Enloqueció el clima? Tal vez, los científicos han encontrado que los parámetros climáticos han estado cambiando de una manera extraña, sobre todo en los últimos lustros.

Se habla mucho del cambio climático y de las implicaciones que tendrá. Aunque es un tema que genera mucha polémica y sobre el cual hay posiciones encontradas, no solo en la política sino también en la economía e incluso entre los científicos, lo que es innegable a estas alturas es que es un fenómeno real que esta ocurriendo, del que se tienen registros. Los registros e investigaciones científicas muestran que ha habido un cambio en la temperatura media del planeta, que se ha venido elevando, en especial desde mediados del siglo XX.

Si bien aun no se puede afirmar que existe un consenso entre los científicos sobre la magnitud, las causas y los potenciales efectos del calentamiento global, las hipótesis más aceptadas señalan que el aumento de la temperatura media del planeta ha sido causado básicamente por la emisión de gases provenientes de la quema de combustibles fósiles, como carbón, petróleo o gas. Adicionalmente otros elementos químicos usados en muchos procesos cotidianos modifican la composición química de la atmósfera y por tanto afectan el comportamiento del clima.

¿Qué es el cambio climático?

Los estudios científicos recientes han mostrado que la atmósfera de este planeta es una consecuencia de la vida, los estudios que científicos como el inglés James Lovelock y la norteamericana Lynn Margulis han mostrado que la atmósfera actual de la tierra tiene una composición química bastante atípica, que solo puede ser explicada por la presencia durante un periodo de unos 3.500 millones de años de pequeñas bacterias que poco a poco fueron incorporando en la atmósfera cantidades extraordinarias de oxígeno y disminuyendo la presencia de gases como el metano o el dióxido de carbono CO2.

La energía con la que vive la vida en este planeta viene del sol, todos los seres vivos se mantienen gracias a la energía que las plantas y en general los seres capaces de hacer fotosíntesis adquieren de la iluminación solar. Durante millones de años, los sobrantes de esa energía se acumularon en el interior del planeta y se fosilizaron.

En los últimos 200 años, el motor del desarrollo humano ha sido el aprovechamiento de esa energía que por eras se había acumulado. El carbón primero, el petróleo y otros hidrocarburos después han sido los combustibles que han posibilitado el desarrollo de la actual civilización predominante en el planeta. Pero este desarrollo ha tenido un costo: la combustión de los hidrocarburos genera una serie de gases como los que la naturaleza se había encargado casi eliminar de la atmósfera en los primero tiempos de la vida.

Muchos de estos gases se acumulan en la atmósfera y tienen una serie de reacciones químicas con consecuencias funestas para la humanidad, por ejemplo, los gases azufrados y el metano pueden reaccionar en ciertas condiciones ambientales formando lluvia ácida muy corrosiva; este fenómeno se ha presentado en varias zonas industriales del planeta.

El calentamiento global

El fenómeno más conocido sobre el cambio climático es el calentamiento global, ya que a diferencia de otros problemas atmosféricos no se limita a una zona en particular, sino que afecta la totalidad del planeta.

Las predicciones científicas dicen que una elevación de solo 2ºC en la temperatura media del globo puede producir la fusión de los casquetes de hielo en los polos aumentando el nivel de los océanos en varios metros lo que haría que muchas de las ciudades costeras quedaran inundadas, además el aumento de la frecuencia e intensidad de los huracanes y tifones en zonas como el Caribe y el Índico. Otra consecuencia serían las olas de calor, los estudios de Greenpeace muestran que un verano muy caliente puede causar miles de muertes, como ya pasó en 2003 en Europa cuando se vivió el verano más caliente en 500 años; pero además de pérdidas humanas directas, el excesivo calor afecta las cosechas disminuyendo su productividad, esto puede generar hambrunas, como ya se ha empezado a ver en algunas regiones de África. Adicionalmente un exceso de calor puede disminuir las lluvias lo que pondría en peligro el abastecimiento de agua potable para las ciudades, la agricultura y ecosistemas estratégicos que dependen de un régimen de lluvias abundante.

Este gráfico muestra como en solo 30 años (aproximadamente desde 1970) la temperatura media del planeta aumento 0,6ºC pero la tasa de aumento de la temperatura aumenta cada año, no solo por el aumento en las emisiones de gases, a este paso en relativamente pocos años, los más pesimistas dicen que 50, mientras que los optimistas opinan que máximo serían 200 años, la temperatura del planeta se puede elevar en dos grados o más con las graves consecuencias ya anotadas.

Causas del calentamiento global

El fenómeno del calentamiento global se debe principalmente a la acumulación de los gases llamados de efecto invernadero, es decir aquellos que permiten que las ondas solares entren en la atmósfera pero no dejan que la energía no capturada se escape al espacio exterior, de la misma manera que un vidrio o un plástico que aíslan un invernadero permiten hacen que la temperatura interior del mismo se eleve.

Adicionalmente al aumento en las emisiones de gases de invernadero, el calentamiento global se ve afectado por el aumento en la deforestación de los bosques en todo el mundo, que son capaces de absorber el CO2 emitido por la quema de combustibles fósiles.

La industria y los automotores son los principales causantes de las emisiones de gases de efecto invernadero. En el caso particular de la industria gráfica, si bien se puede considerar que sus emisiones son inferiores a las de otras industrias no se puede desconocer que otros renglones de su cadena productiva son grandes emisores gases de invernadero, por ejemplo la industria petroquímica productora de tintas y otros insumos o la industria papelera que contribuye tanto a las emisiones de carbono como a la deforestación.

Las formas de enfrentarlo

Ante todo hay que reconocer que el calentamiento global no es un problema que se pueda solucionar de manera individual, requiere la participación de todos, los gobiernos, las empresas, los ciudadanos.
En diciembre de 1997 en la ciudad japonesa de Kyoto los gobiernos del mundo se comprometieron a reducir entre 2008 y 2012 las emisiones de seis de los gases causantes del efecto invernadero y por tanto del cambio climático (dióxido de carbono CO2, metano CH4 y óxido nitroso N2O, y tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos HFC, perfluorocarbonos PFC y hexafluoruro de azufre SF6) a niveles un 5% inferiores a los que tenían en 1990.

Si bien la reducción global esperada es de un 5%, muchos de los países signatarios tendrán que hacer reducciones más drásticas, las cuales se calculan en base a los aportes en emisiones de carbono per cápita actuales. Así, por ejemplo los países de la Unión Europea tendrán que hacer reducciones de hasta un 15% mientras que otros como China no tiene que hacer, puesto que aunque es el segundo más grande emisor de gases de invernadero, sus emisiones per cápita están en los valores de los países en vías de desarrollo, es decir muy por debajo de los valores de los países desarrollados, en especial de los Estados Unidos que con una quinta parte de la población de China, tiene emisiones superiores.

Este esquema de lograr una meta global y al tiempo lograr desempeños diferenciales en diferentes países ha generado la oportunidad para el comercio de emisiones de carbono. En cada territorio o país se establece un tope de emisiones permitidas (controlado por la autoridad ambiental) cada uno de los posibles emisores de gases puede adquirir el derecho a un cierto volumen de emisiones, si el emisor requiere liberar gases por valores superiores a los que le están permitidos debe comprar un permiso adicional, ya sea a otra empresa que tenga emisiones menores a las previstas o incluso a otro país al que le esté permitido hacer mayores emisiones. Esto permite que países con emisiones totales menores a los topes permitidos (por ejemplo los de América Latina) vendan parte de su derecho a contaminar a las grandes empresas de los países industrializados.

Pero el comercio de emisiones es solo una de las herramientas previstas para este proceso, los cambios tecnológicos hacía tecnologías menos contaminantes o la racionalización del uso de energía, son algunas de las actividades que pueden contribuir aun más a la reducción de las emisiones de gases que alteran el clima.

Lo que se puede hacer en la industria gráfica

Específicamente la industria de la comunicación gráfica puede contribuir a la disminución del cambio climático con actividades como:

  • El monitoreo y control del uso de energía tanto en los procesos productivos (secados UV o IR, sobre esfuerzo de sistemas de calefacción o de acondicionamiento de aire, por ejemplo en procesos CTP) como en los administrativos (iluminación innecesaria en áreas que no están en uso, computadores prendidos cuando no se están usando)
  • Control al uso de combustibles fósiles en los vehículos de despacho
  • Uso de papeles ambientalmente sostenibles
  • Actualización tecnológica, evitar la compra de maquinaria usada

En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya