Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Creatividad > Fotografía > Fotografía deportiva, una disciplina de alto rendimiento

Fotografía

Fotografía deportiva, una disciplina de alto rendimiento

por Red Gráfica Latinoamérica

Muchas de la imágenes deportivas que se han quedado en nuestra memoria son producto de las habilidades de un fotógrafo especializado, quien además de hacerce acompañar de los equipos necesarios para obtener las fotografías en el momento preciso, es también un gran conocedor del deporte que cubre, elemento clave para estar atento a las jugadas que cambian la historia de un evento deportivo.



{id_article}

¿El fotógrafo debe ser veloz?

Previo a un encuentro deportivo se tiene el tiempo suficiente para hacer pruebas y encontrar los mejores ángulos, sin embargo es durante el desarrollo del juego en donde comienza la verdadera búsqueda por la toma perfecta. La fotografía deportiva no se trata solamente de adecuadas composiciones, se trata de capturar los momentos más importantes del juego (anotaciones, faltas, reacciones, etc.) conservando los principios de la estética y además haciéndolo en el momento adeduado pues los sucesos de un juego se producen en cuestión de décimas de segundo, si no logramos una buena imagen en ese instante y no tendremos una segunda oportunidad.


¿Que debe tener el fotógrafo?

Cuando deseamos cubrir un encuentro deportivo lo primero que se debe hacer es seleccionar el equipo fotográfico adecuado con el cual trabajar.

Para los iniciados se recomienda el siguiente equipo básico: una cámara fotográfica réflex que obture entre 6 a 10 tomas por segundo; un teleobjetivo entre 200 y 600 mm con una abertura entre f 2.8 y f 4 (depende del lente) hacen que el trabajo del fotógrafo deportivo sea más fácil, en este tipo de fotografía la cámara es tan importante como el fotógrafo.

Una cámara digital de gama alta o semiprofesional es necesaria para enfocar rápidamente, además ofrecen la posibilidad de agregarles accesorios que mejoren su desempeño.

¿Qué se debe tener en cuenta?

Anticiparse es vital en la fotografía deportiva. Una milesima de segundo hace la diferencia entre una imagen para publicar y otra para borrar.

El fútbol, el atletismo o la esgrima, son deportes donde el fotógrafo se encuentra a una distancia bastante considerable del deportista, esta circunstancia hace necesaria la utilización del zoom óptico de la cámara por lo tanto aberturas de diafragma más pequeñas.

Una velocidad inferior a 1/200 segundos puede causar que las fotos queden "movidas". Para congelar una escena deportiva necesitaremos entonces velocidades del orden de los 1/500 segundos a 1/320 segundos.

La iluminación será un factor clave a la hora de obtener una buena imagen; un ambiente con luz constante hace posible preestablecer algunas variables de la cámara como la velocidad, de modo que la atención estará en el encuadre y en el foco. Todo se vuelve más complejo cuando nos encontramos en sitios de iluminación variable donde la velocidad y la apertura del lente serán una preocupación más para el fotógrafo.

La solución actual a este problema es el ISO automático, este funciona al darle prioridad a la apertura y a la velocidad en forma simultánea, gracias a esta opción de las cámaras digitales la atención del fotógrafo se mantiene únicamente en el foco, el encuadre y el momento de la toma.


¿Que otras herramientas son útiles?

El monopie es un accesorio de una pata que sirve para dar estabilidad y soportar el peso de la cámara, aunque no permite mantenerla totalmente quieta como lo hace el trípode, si reduce la posibilidad de movimiento de una toma, además son más cómodos y transportables que su hermanos de tres patas. En los eventos deportivos con espacios reducidos para fotógrafos, solamente es posible utilizar el monopie.

¿Cuando se edita una fotografía?

Se debe ganar experiencia en hacer tomas independientes de la edición, por lo tanto la composición de la escena y tomar la fotografía en el momento oportuno son habilidades que el fotógrafo deportivo debe poseer.

Finalmente sucede que muchas veces las imágenes obtenidas fuera del campo de juego, pueden ser tan importantes, como aquellas que registran las jugadas destacadas del encuentro, por citar algunos casos:

1.- La alegría de la banca.
2.- El reclamo de un entrenador.
3.- El festejo de los hinchas.
4.- La cara de satisfacción por el logro obtenido.
5.- Las lagrimas de rabia del perdedor

El fotógrafo que se dedica a cubrir un deporte esta en constante actividad, su lugar de trabajo es un campo de juego, esto hace necesario que se preparse y sea disciplinado en su entrenamiento.

Artículo recomendado: Una escala de sensibilidad para fotografía "ISO"


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya