Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Creatividad > Fotografía > Fotómetro, una herramienta que "ilumina"

Fotómetro, una herramienta que "ilumina"

por Red Gráfica Latinoamérica

El fotómetro es un dispositivo utilizado para medir la luz. Los fotómetros utilizados en fotografía y cine, se llaman exposímetros, su función es medir la intensidad de la luz existente en la escena y sugerir unos parámetros de velocidad de exposición y apertura de diafragma.

Se utilizan básicamente dos tipos de fotómetros: el de luz incidente y el de luz reflejada. También existen el de spot y de flash; el primero es del tipo de luz reflejada y el segundo puede serlo de ambos tipos.

Fotómetros de luz incidente: Permiten medir la intensidad de luz que cae sobre un objeto y lo ilumina.

Para realzar la medición de los valores de luz, se coloca el fotómetro junto al objeto y se dirige hacia la cámara. Los fotómetros de luz reflejada miden la intensidad luminosa reflejada por el objeto. Para realizar una lectura del entorno el fotómetro se coloca junto a la cámara y se dirige hacia el objeto.
Muchos de los fotómetros de luz incidente pueden también modificarse para su uso como fotómetros de luz reflejada.

Los fotómetros de spot miden la luz reflejada en un área de 1 grado, mientras que los mencionados anteriormente cubren una escala angular mucho más amplia: de 30 a 50 grados para un fotómetro de luz reflejada y de hasta 180 grados para uno de luz incidente.

Los exposímetros para flash están diseñados para medir únicamente los destellos de fracción de segundo emitidos por el flash. Los fotómetros combinados están diseñados para medir luz incidente, reflejada y de flash.

Los exposímetros más sencillos poseen una célula fotoeléctrica la cual genera una pequeña cantidad de corriente eléctrica cuando se expone a la luz que acciona una aguja sobre una escala y un dial regulable que indica la velocidad de la película. Cuando el dial coincide con la aguja, el exposímetro muestra las diferentes combinaciones de diafragma y velocidad que producen exposiciones equivalentes, y la cámara podrá ajustarse en consecuencia.

Algunos fotómetros, como elementos sensibles a la luz, están provistos de una célula fotoconductora de sulfuro de cadmio que funciona con una pila de mercurio y es extremadamente sensible incluso en condiciones de luz muy pobres. Una innovación de la década de 1980 fue el uso de diodos de silicio como receptores de luz. Estos exposímetros tienen aún mayor sensibilidad que los de células de sulfuro de cadmio.

Para la fotografía de estudio se suele utilizar un fotómetro especial que mide la temperatura de color. A cada temperatura le corresponde una longitud de onda luminosa diferente que se expresa en kelvins (K) y los diferentes tipos de iluminación tienen su propia temperatura de color.

Los medidores de ésta permiten calcular con precisión la luz emitida por los diferentes tipos de lámparas. Esto es fundamental para la fotografía profesional en color realizada en interiores con iluminación artificial, ya que la temperatura de color de las lámparas fluorescentes e incandescentes varía de un fabricante a otro e incluso puede cambiar con el paso del tiempo.

Un artista en muchas situaciones necesita herramientas que le permitan tomar decisiones acertadas acerca del tipo de iluminación que va a utilizar, así se produce un acuerdo entre el medio ambiente y lo que se desea expresar, el fotómetro y sus señales "iluminan" el camino de lo que se desea obtener.

Artículo recomendado: El Metamerismo un fenómeno físico y mental


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya