Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Creatividad > Diseño > Líneas de corte y el sangrado (abundancias)

Diseño

Líneas de corte y el sangrado (abundancias)

por Red Gráfica Latinoamérica

Dos conceptos importantes a la hora de diseñar y finalizar un archivo, la correcta aplicación de líneas de cortes y considerar el sangrado de los elementos al refile asegura la calidad final del producto.

Línea de corte

Se llama línea de corte a la línea imaginaria que indica el lugar por donde será cortado el papel después de impreso. La línea marca el tamaño final del impreso o el límite de la publicación. Debe ser determinada desde el momento mismo de la planeación del diseño y se conserva estable a lo largo de todo el proceso de producción. Un aspecto importante antes de diseñar es confirmar los tamaños de papel óptimos, que ayudaran a reducir costos de la unidad impresa y posibles replanteamientos después de tener el trabajo finalizado y aprobado.

En cualquier impreso se debe tener especial cuidado de no ubicar ningún componente de diseño (texto, formas, imágenes) que sobrepase o se acerque a menos de 5 milímetros de la línea de corte. Esto para evitar que algún elemento quede por fuera de la publicación final por los desplazamientos que se producen en la guillotina.

Las líneas de corte se ubican fuera del tamaño final del impreso e indican al área de acabados de la imprenta el tamaño exacto del producto.

Sangrado o sangría (abundancias)

El sangrado o sangría, se presenta cuando intencionalmente se colocan elementos del diseño de la página por fuera de la línea de corte, permitiendo que sean cortados después de la impresión del papel.

El objetivo del sangrado es hacer que las fotografías y elementos que por diseño van hasta el límite de la página, queden impresos hasta el extremo (sin bordes blancos).
Debido a posibles errores de registro en las máquinas impresoras, el sangrado permite establecer un rango mínimo para que el corte se haga en la zona impresa.

La sangría generalmente debe tener entre 5 y 3 milímetros. Cuando un diseño carece de sangría, debe ser modificado en el proceso de pre prensa para asegurar que el corte pase por la zona impresa.

Estos conceptos son utilizados a diario por diseñadores e impresores, de su aplicación y correcta utilización en cada tipo de pieza gráfica, dependerá la calidad final del producto impreso.

Artículo recomendado: Georreferenciación, entre mapas digitales y bases de datos


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya