Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Impresos > Impresión > Principios básicos sobre el huecograbado

Principios básicos sobre el huecograbado

por Red Gráfica Latinoamérica

El huecograbado o rotograbado, como también suele llamársele es una técnica de impresión bastante difundida en la actualidad. Se caracteriza principalmente por ser una técnica en donde la impresión se transfiere al papel por medio de la tinta contenida en los orificios en la superficie de la plancha. Se diferencia asi del grabado tradicional en donde la impresión se realiza por medio de zonas entintadas que están en relieve.

El huecograbado es ampliamente utilizado en la actualidad para la producción de empaques flexibles y edición de grandes tirajes de libros , revistas y publicaciones en general.

Aunque se debe a la acumulación de múltiples invenciones técnicas de impresión, el huecograbado moderno se le atribuye al inventor y artista checo Karel Klíc, quien desarrolló técnicas basadas en la aplicación de máscaras de gelatina que se endurecían bajo el efecto de la luz, las cuales protegían a las planchas de metal de la acción de los ácidos.

Esto sumado al desarrollo simultáneo de la mecanización de las prensas y técnicas de semitonos; permitió el nacimiento en Inglaterra hacia finales del siglo XIX, de lo que en nuestros días, se conoce como huecograbado.

Proceso

1. Preparación de la plancha: la plancha tiene celdas que dependiendo del sistema de grabado, tiene distinto grosor y profundidad. Las celdas se llenan de tinta, ( de base acuosa o alcoholica ) muy líquida y de rápido secado.

2. La plancha es colocada sobre un cilindro o portaplanchas, la plancha queda en contacto directo con el depósito de tinta.

3. Cuando la rotativa entra en marcha, las celdas se llenan de tinta y un dispositivo llamado ( doctor blade ) se encarga de eliminar los residuos dejando solamente tinta dentro de las celdas.

4. La plancha entintada entra en contacto con el papel, que es presionado contra ésta por un rodillo de impresión.

Es necesario repetir el proceso cada vez por cada color, para imprimir los cuatro colores (CMYK) es necesario contar con cuatro cuerpos de impresión.

Generalmente al final del proceso existe un sistema de secado y posteriormente la rotativa, en algunos casos puede continuar el proceso a zonas de corte y de plegado.

Algunas consideraciones

El proceso de huecograbado puede resultar bastante costoso en materiales y maquinaria para tirajes cortos.

Las planchas pueden tener una gran resistencia al desgaste, por lo que es recomendado para grandes tirajes.

Permite reproducir detalles muy precisos y reproducciones del color muy brillante sobre papeles bastante finos a una velocidad bastante alta.

Dependiendo del sustrato es posible trabajar con lineaturas muy elevadas y conservar el detalles con porcentajes de punto muy bajos y muy altos con una ganancia de punto razonablemente controlada.

Los sistemas mecánicos de una máquina de huecograbado son más sencillos que los de una prensa litográfica, por lo que su mantenimiento es más fácil y menos costoso.

Gracias a la alta fluidez de las tintas se pueden aplicar en grandes cantidades, lo que permite imprimir colores más brillantes. Eso es especialmente en zonas oscuras de las imágenes, lo que permite alcanzar un rango dinámico elevado.

Las tintas de huecograbado basadas en disolventes como el tolueno son más contaminantes que las de otros tipos de impresión, aunque el desarrollo actual de los sistemas de recuperación de residuos y desechos industriales están mejorando este aspecto.


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya