El “editor”, bisagra entre autor y público

Todo manuscrito que este bien elaborado reúne las condiciones para ser publicado, en ese momento el autor requiere de un proyecto editorial que este dirigido por un editor o un comité editorial quienes determinan si el documento original es susceptible de ser publicado.


El proyecto editorial le permite al autor repensar los alcances de la publicación, para luego definir conjuntamente con el editor el formato (impreso o digital), la presentación (cartilla, manual, afiche, video, plegable) y la cantidad de ejemplares (según la necesidad).

Profesion_Editor.jpgEl editor hace una selección cuidadosa de un texto, y lo clasifica dentro de una línea editorial que tendrá sus características propias dependiendo del tipo de publicación.

El editor hace la labor de filtro, es decir, revisa entre cientos de materiales inéditos y se encarga de escoger que texto puede ser publicado y cual no. Los criterios de selección de un texto, pueden ser muy variados, van desde la relevancia artística, técnica o de actualidad hasta la rentabilidad de cada libro impreso.

El editor es la persona encargada de reunir los diversos componentes que hacen parte de un libro. El editor es la cabeza de todo el proyecto, es el encargado de supervisar los procesos y materializar el proyecto.

La labor del editor incluye la selección del material gráfico como son ilustraciones y/o fotografías que acompañen el texto. El editor además acompaña el trabajo de diseño editorial y supervisa la diagramación de cada página.

Esquema_Editorial.jpg

Como dice Hecsil Coello ““Un editor es un lector en primer lugar, un consumidor de bienes culturales, un conocedor de su cultura y de las culturas y acervo de al menos alguna parte del mundo. Un editor es un sujeto curioso y capacitado para hacer de unas páginas el best seller del año o un libro vendible. Creo que basta ya de ser unos hace libros, pasemos pues a la acción, al atrevimiento a la libertad responsable de editar y no hacer y creer solo en aquello que nos caiga en las manos.

Artículo recomendado: El libro digital o “ebook”

Ir arriba