CCD o Dispositivo de Carga Acoplada

La magia de llevar el color es posible gracias a la luz que nos permite percibir el mundo que nos rodea; esa luz se traduce en color y esos colores (diferentes longitudes de onda) para ser reproducidos se capturan, se atrapan por medios fotosensibles como los CCD.


Un CCD o Dispositivo fotosensible que “captura” la imagen, tiene una estructura reticular y cada uno de los puntos es un elemento sensible a la luz que captará más o menos luz de acuerdo a la imagen a fotografiar o capturar. Estos dispositivos fotosensibles cuanto más valores sean capaces de recibir, mejor será la calidad obtenida en la captura.

Es importante tener en cuenta cual es el objetivo de la imagen a capturar ya que de poco servirá obtener imágenes de mucha calidad (número de puntos fotosensibles) si el destino es un medio incapaz de reproducir tanta información.

CCD_1.gif

Una imagen de alta resolución tiene la capacidad de poder ser reproducida en diferentes medios. Entonces hablamos de un original digital, el cual puede ser revelado digital de acuerdo a las especificaciones del medio en el cual será reproducida la imagen.

Artículo recomendado: La fotografía y el formato cuatro tercios

Ir arriba